Archivos para Francisco Elías de Tejada

Centenario de Juan Vallet de Goytisolo

Posted in In memoriam with tags , , , , , , on 2 marzo 2017 by Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II

El pasado día 21 de febrero se cumplía el centenario del nacimiento del Excmo. Sr. D. Juan Berchmans Vallet de Goytisolo (Barcelona, 21 de febrero de 1917 – Madrid, 25 de junio de 2011). Este jueves ha aparecido en el diario madrileño ABC el siguiente artículo conmemorativo, escrito por su sucesor el profesor Miguel Ayuso Torres. (Pulsar sobre la imagen para ampliarla).

ABC jueves 2 de marzo de 2017

En el centenario de Juan Vallet de Goytisolo

Se cumplen cien años del nacimiento de Juan Vallet de Goytisolo, que nos dejó hace apenas cinco. Esa longevidad, acompañada de la gracia de la lucidez que gozó hasta el final, hace que lo sintamos todavía próximo. Y, sin embargo, el conjunto de sus cualidades refleja una talla cada vez más insólita en nuestro tiempo, de manera que su figura adquiere simultáneamente desde el presente contornos lejanos y heroicos. Es uno de los signos de nuestro tiempo la progresiva desaparición de las personalidades extraordinarias, a las que con frecuencia han sucedido profesionales competentes y bien preparados, pero carentes del genio de sus predecesores.

Vallet fue primeramente un jurista práctico. Un notario excepcional en el seno de una corporación ya extraordinaria. Doblemente excepcional pues. Vivió el notariado como un sacerdocio, al ver en el mismo mucho más que una profesión jurídica, cabalmente la encarnación del ars iuris por el que se discierne la cosa justa en el seno de la experiencia jurídica. Notario, además, es lo mismo que decir hombre de buena fe, ya que –en sus palabras– «la buena fe ha de sentirse, pues la imposición no creída se derrumba rápidamente». Luego, tras su jubilación a los setenta años, por casi veinte más, se convirtió en abogado, informando con jovialidad de espíritu ante la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo y resolviendo en equidad o según ley, pero siempre en derecho, arbitrajes delicados.

Pero fue, sin menoscabo de esa consagración al oficio notarial, un jurista savant y un verdadero jurisprudente. Los conocimientos que atesoraba, en efecto, relativos sobre todo al derecho civil, y en particular al de sucesiones, ahondados en sus raíces filosóficas, contemplados panorámicamente en su despliegue histórico y aprehendidos en su ordenamiento positivo, lo sitúan en la cima de la jurisprudencia hispánica de la segunda mitad del siglo XX. Su obra de metodología jurídica, a la que dedicó incansable los últimos veinte años de actividad intelectual, y que se objetivó en varios miles de páginas, constituye un monumento de arte, ciencia y filosofía del derecho, alcanzado no tanto dogmática como problemáticamente, según conviene –en la cita inevitable de Ulpiano– a la filosofía verdadera y no a la aparente.

El encuentro con Eugenio Vegas Latapie, diez años mayor que él, personalidad magnética y apóstol constante de la causa de la monarquía tradicional, a la que había consagrado su vida, abrió a Vallet en su madurez el mundo de la justicia general y su pauta el bien común. De la política, si se quiere, en puridad (en los términos de una conocida frase de Pío XI) la caridad política. De esa amistad de empresa surgieron la Ciudad Católica y la revista «Verbo», en 1961, a las que Vallet prodigó toda suerte de cuidados: no dudó, al igual que Vegas, en aprontar tiempo y recursos, así como en sacrificar a las mismas cuando hizo falta su enorme prestigio profesional. Con más de medio siglo a sus espaldas en la promoción de la doctrina social y política de la Iglesia, siempre con docilidad a su magisterio perenne, «Verbo» y la Ciudad Católica, son, en este sentido, una de las principales obras del pensamiento tradicional español. Otra de cuyas corporeizaciones es el Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II, fundado en los años setenta del siglo pasado por el profesor Francisco Elías de Tejada, del que Vallet fue precisamente albacea y sucesor. Que hoy igual que ayer considera –según dejó escrito un notable historiador y filósofo social en los años cuarenta– cómo la estabilidad de las existencias crea el arraigo, origen de dulces sentimientos y sanas costumbres que cristalizan en saludables instituciones, las cuales, a su vez, conservan y afianzan las buenas costumbres. Arraigo existencial, buenas costumbres, instituciones edificantes… Quizá parezcan un pensamiento y un lenguaje periclitados. Pero, si se piensa serenamente un instante, es posible que haya de concluirse que son el único lenguaje y pensamiento posibles.

No es menor la producción de Vallet en este campo. Sus estudios sobre la masificación, la tecnocracia o el principio de subsidiariedad y los cuerpos sociales básicos tuvieron un signo auroral en los primeros casos o recapitulatorio en el último, pero rayan todos a la máxima altura. Como acredita la hemeroteca de ABC, desde finales de los años sesenta a mediados de los noventa, durante un cuarto de siglo en que su pluma compareció en su tercera o en diversas tribunas.

Un ámbito privilegiado de su quehacer fue finalmente el académico. Así, numerario de la Real de Jurisprudencia y Legislación desde bien temprano, en 1963, fue Vallet durante más de treinta años secretario general, vicepresidente y presidente. Puede decirse sin miedo a errar, por lo tanto, que su presencia marcó un dilatado período de la vida de la Corporación. Más tardío fue el ingreso en la Real de Ciencias Morales y Políticas, precisamente para suceder a Eugenio Vegas a la muerte de éste en 1985. A ambas Academias acudió puntualmente todas las semanas y en ambas se mostró siempre –como en las demás facetas de su vida– más atento al cumplimiento del deber que a la extensión del poder, según el dictum ciceroniano: antiquior ei fuit laus quam regnum.

A los quinientos años de la Protesta de Lutero. Dos nuevos libros

Posted in Agenda, Publicaciones with tags , , , , , , , , , , , , , on 18 octubre 2016 by Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II
Consecuencias político-jurídicas del protestantismo

Clic sobre la imagen para ampliarla

Los orígenes del Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II se remontan a 1972. Después de la muerte de su fundador, el profesor Francisco Elias de Tejada, ocupó la presidencia primero el académico Juan Vallet de Goytisolo y últimamente el profesor Miguel Ayuso.

Al aproximarse el aniversario del quinto centenario de la «Reforma» de Lutero, en 2017, el Consejo decidió dedicar uno de sus proyectos trienales de investigación (2014-2016) a estudiar las Consecuencias político-jurídicas del protestantismo. El momento central lo constituyó un importante congreso internacional reunido en Méjico en abril de 2016: las V Jornadas Hispánicas de Derecho Natural.

Clic sobre la imagen para ampliarla

Clic sobre la imagen para ampliarla

Ahora, en el mes de octubre, aparecen las actas del mismo junto con el trabajo del profesor Danilo Castellano (director del Centro de Estudios Políticos del Consejo), Martín Lutero. El canto del gallo de la Modernidad. Ambos libros publicados en la colección Prudentia iuris de la conocida casa editorial Marcial Pons (Madrid-Barcelona-Buenos Aires-São Paulo).

Entre tanto, amigos y colaboradores del Consejo, han puesto en marcha iniciativas convergentes: el Roman Forum de Nueva York, fundado por el profesor Dietrich von Hildebrand y dirigido actualmente por el profesor John Rao, dedicó al asunto la vigésima cuarta edición de su simposio veraniego del lago de Garda, celebrado en el pasado mes de julio, y a lo largo de 2017 Angelico Press publicará un volumen con algunos de los textos allí discutidos; el periódico de Údine Instaurare, dirigido por el profesor Danilo Castellano, centró en el tema su XLIV Congreso anual del mes de agosto; el Instituto de Filosofía Práctica de Buenos Aires, en el que su actual director el profesor Bernardino Montejano prosigue la obra de su impulsor el profesor Guido Soaje, está organizando un ciclo de conferencias sobre el argumento; y, finalmente, la revista parisina Catholica, de Bernard Dumont, contendrá en el número de otoño de 2016 un dossier a propósito de los efectos de la «Reforma» luterana. Iniciativas todas en que han intervenido buena parte de los participantes en el congreso del Consejo Felipe II en Méjico.

No se trata de atribuir a Lutero de modo mecánico e ingenuo el origen del mundo moderno. Ni Lutero fue el primero en sostener ciertas tesis, ni éstas son unívocas en modo alguno. Lo que resulta claro es que de Lutero reciben una fuerza propiamente revolucionaria. De revolución religiosa, pero también ética, política y jurídica. Así pues, de esta manera, y entre otras cosas, puede afirmarse que tienen raíces protestantes la secularización de la Cristiandad y su sustitución primero por «Europa» y luego por «Occidente», la concepción de la conciencia como facultad naturalista, el «Estado» moderno, el derecho subjetivo (y los derechos humanos) o el capitalismo. Las ideas que han fraguado la Modernidad y su apéndice posmoderno. Y las que, desde otro ángulo, han destruido la res publica christiana hasta el punto de no dejar siquiera el recuerdo.

La supervivencia de la cultura católica, pese a quien pese, y no obstante gestos o declaraciones de eclesiásticos de toda condición, exige rechazar los errores hoy campantes a través del examen de las raíces del árbol que ha producido tales frutos.

__________________________

Ayuso, Miguel (ed.), Consecuencias político-jurídicas del protestantismo. A los 500 años de Lutero. Marcial Pons, Madrid 2016. Colección Prudentia iuris, serie maior. Cartoné, 24 x 17 cm. 235 páginas. ISBN 978-84-9123-164-6. Depósito Legal M-34181-2016

Para leer las primeras páginas del libro, que contienen el índice y la introducción, hacer clic en este enlace.

__________________________

Castellano, Danilo, Martín Lutero. El canto del gallo de la Modernidad. Marcial Pons, Madrid 2016. Colección Prudentia iuris, serie minor. Rústica, 18 x 11 cm. 192 páginas. ISBN 978-84-9123-165-3. Depósito legal M-34790-2016

Para leer las primeras páginas del libro, que contienen el índice y el prefacio, hacer clic en este enlace.

Anales de la Fundación Francisco Elías de Tejada, XXI

Posted in In memoriam, Publicaciones, UIJC with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 19 septiembre 2016 by Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II

Anales 2015Ya ha aparecido el volumen XXI (año 2015) de los ANALES de la Fundación Francisco Elías de Tejada. Revista de historia y de filosofía jurídico-política. La Presentación del mismo nos da una idea del contenido de sus 222 páginas:

Presentamos a nuestros lectores el volumen XXI de los Anales de la Fundación Francisco Elías de Tejada, correspondiente al año 2015. Con la satisfacción que da la perseverancia en un apostolado intelectual. El contenido, como siempre, es rico y variado. Comienza la entrega con dos textos, respectivamente, de las profesoras Elizabeth Wilhelmsen y Elena Calderón. Ambas, además, hijas de inolvidables colaboradores de estas páginas. La primera, de la Universidad de Nebraska, es una de las máximas especialistas en la obra del místico de Fontiveros, sobre el que publicó hace no mucho el libro San Juan de la Cruz y su identidad histórica: los telos del león yepesino. El presente artículo, que refunde un capítulo de esa monografía, se refiere al periodo del encarcelamiento del santo en Toledo entre 1577 y 1578 por causa de su defensa de la reforma teresiana. A Santa Teresa precisamente, en el año del quinientos aniversario de su nacimiento, se consagra el trabajo de nuestra colaboradora habitual de la Universidad Nacional de Cuyo (Mendoza), que trae causa de un congreso celebrado con tal ocasión en su alma mater. Un tercer trabajo completa los estudios filosófico-literarios del número: es el trabajo del prometedor filósofo y escritor arequipeño César Sánchez Martínez sobre los conceptos de tradición clásica y tradición cristiana en su interrelación.

En cuarto lugar, iniciando el capítulo histórico, encontramos el trabajo del joven historiador y alumno de la Academia Diplomática del Perú, Galo Garcés Ávalos, sobre la visita del Padre James Hayes, de la Compañía de Jesús, al país carlista en tiempos de la Tercera Guerra. Que permite al autor elevarse a una consideración (que no aspira a agotar el tema, siquiera a tratarlo monográficamente) sobre las relaciones entre la Compañía de Jesús y el Carlismo. Sigue, ya en sede de historia del derecho, el amplísimo perfil biográfico del profesor portugués Guilherme Braga da Cruz, nacido en 1916, cuyo centenario se celebra por lo tanto en el 2016 en que se estampa este volumen, por publicarse este anuario siempre a año vencido. Sirvan las páginas del profesor Gonçalo de Sampaio e Mello, de la Universidad de Lisboa, donde amplía y anota otras anteriores, para recordar al sabio lusitano con quien el profesor Elías de Tejada tuvo amplia y fecunda relación.

Ya en lo que toca al derecho tenemos tres textos. El primero, en lengua italiana, del doctor Rudi Di Marco, de la Universidad de Údine, se ocupa del llamado derecho a la autodeterminación, nihilista virtualmente cuando no en acto, y en particular de su contenido. El segundo, en portugués, del magistrado paulista Ricardo Marques Dip, director del Centro de Estudios de Derecho Natural del Consejo Felipe II, sobre activismo judicial y garantismo penal. El último es un amplio comentario, mucho más que una mera recensión o una glosa, que hace el profesor de la Pontificia Universidad Católica de Chile Jaime Alcalde, de la tesis doctoral defendida por el benedictino de la Abadía de Cuelgamuros Alberto Soria sobre los principios jurídicos de interpretación del «motu proprio» Summorum Pontificum.

Una nota necrológica de Vicente Ugarte del Pino, del director de Anales, cierra el número.

*****

Las actividades han sido abundantes durante el año al que se refiere este tomo. Tanto las actividades culturales como las publicaciones.

En lo que hace a las primeras podemos mencionar la continuación de los «Coloquios de Fuego y Raya», dedicados a dos novelas de Javier Barraycoa y Natalia Sanmartín, a una recopilación de artículos de Juan Manuel de Prada, a un cómic histórico de Cataluña y a la novela teresiana del ya mencionado Juan Manuel de Prada.

También de una serie importante de actividades anuales. Para empezar, de las Jornadas de la Asociación Colombiana de Juristas Católicos, como siempre en febrero, en la Universidad Católica de Colombia, dedicadas a los ochocientos años de la Carta Magna, seguidas de las «Conversaciones de Paipa», preparatorias de la (previsiblemente desastrosa) conmemoración de los quinientos años de la herejía y el cisma luteranos que tendrán lugar aproximándose 2017. En segundo lugar de la Reunión de Amigos de la Ciudad Católica, en abril, sobre monarquía y democracia, precedida del Seminario Juan Vallet de Goytisolo de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, esta vez sobre el libro de Juan Fernando Segovia sobre Locke y el derecho natural. A continuación de las Jornadas Napolitanas de Derecho Natural, en mayo, sobre el fundamento del derecho natural. Y seguidamente, entre junio y julio, del campus del Roman Forum de nuestro amigo John Rao en el Lago de Garda.

El presidente de la Fundación aprovechó como de costumbre los meses veraniegos para extender la actividad al Cono Sur: así, en el Río de la Plata, intervino en el ciclo sobre el buen gobierno del Instituto de Filosofía Práctica de Buenos Aires; en Santiago de Chile habló en el seminario sobre la reforma constitucional de la Universidad del Desarrollo; y en Lima participó en dos actos, en el Instituto Riva-Agüero de la Universidad Católica, y en la Universidad San Ignacio de Loyola, respectivamente por el centenario de Alberto Wagner de Reyna y de Álvaro d’Ors. Todavía en agosto se evidenciaba la hermandad con el grupo friuliano de Instaurare omnia in Christo, con la presencia en su congreso anual, esta vez dedicado a los 50 años de Dignitatis  humanae. Para terminar, en octubre, colaborábamos también con el Foro Internacional Fe y Ciencia de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

Hubo también, claro está, otras actividades ocasionales, entre las que es de destacar en febrero el seminario en la Sociedad Histórica de Lisboa, con la colaboración del Centro Europeo de Historia Constitucional, sobre el volumen Iglesia y Política. Y en noviembre, en París, se completaba el proyecto de investigación trienal sobre «la crisis» del Grupo Sectorial en Ciencias Políticas de la Federación Internacional de Universidades Católicas.

En todas esas actividades, las periódicas y las ocasionales, tuvo nuestra Fundación, por lo común a través del Consejo Felipe II, participación.

En cuanto a las publicaciones, son de destacar, entre las revistas, la serie en cinco entregas de nuestra hermana mayor Verbo y los dos números de nuestra hija Fuego y Raya. Respecto de ésta se ha completado el dossier que, a lo largo de cinco números, ha repasado los problemas de la democracia cristiana en el mundo hispánico. Semilla de un gran libro futuro que confiamos poder ofrecer en unos años. Respecto de los libros hallamos, de un lado, la colección «Prudentia iuris», de Marcial Pons, donde se estamparon La corporación como sociedad imperfecta, del profesor estadounidense Brian McCall, y el volumen colectivo De matrimonio, promovido por la Unión Internacional de Juristas Católicos. Y, de otro lado, la colección «Verbo», del sello Itinerarios, donde se han editado dos títulos: las actas conjuntas de dos Reuniones de Amigos de la Ciudad Católica, con el título Política católica e ideologías; y los estudios en honor del profesor Danilo Castellano con motivo de su jubilación administrativa: La inteligencia de la política.

Un último y breve recordatorio de algunos nombres propios. Además del fallecimiento del inolvidable Vicente Ugarte del Pino, amigo de Juan Vallet y sobre todo de Elías de Tejada, cuyo obituario integra este volumen, y de Alexandra Chequer, viuda de José Pedro Galvão de Sousa, tenemos la satisfacción de recordar que Horacio Sánchez de Loria ha sido elegido miembro de número de la Academia de la Historia de la Argentina y que Ricardo Marques Dip ha entrado a formar parte del Consejo de la Magistratura de São Paulo.

Índice de Anales de la Fundación Francisco Elías de Tejada, Año XXI (2015):

PRESENTACIÓN

ESTUDIOS Y NOTAS

  • «El cantar del alma que se huelga de conocer a Dios por fe» y su génesis en la reclusión carcelaria de San Juan de la Cruz en Toledo, por Elizabeth Wilhelmsen.
  • La doctrina del «despojamiento espiritual» en Santa Teresa de Jesús, por Elena Calderón de Cuervo.
  • Tradición clásica y tradición cristiana: entre el socratismo y la deshelenización, por César Félix Sánchez Martínez.
  • La visita del Padre James Hayes, S.J., al país carlista. Traducción y comentario, por Galo Garcés Ávalos.
  • Guilherme Braga da Cruz. Perfil biográfico, por Gonçalo Sampaio e Mello.
  • Sul «contenuto» in se giuridico del diritto all’auto-determinazione. Una breve analisi intorno al rapporto tra «diritto» dell’esse e «potere» del velle, por Rudi Di Marco.
  • Ativismo e garantismo: novos nomes de positivismos antigos, por Ricardo Dip.
  • Los principios de interpretación del «motu proprio» Summorum Pontificum, por Jaime Alcalde Silva.

IN MEMORIAM

  • Vicente Ugarte del Pino, por Miguel Ayuso.
ANALES de la Fundación Francisco Elías de Tejada. Año XXI/2015.
ISSN 1137-117X. D.L. M-17107-1996
Suscripciones y pedidos: Fundación Francisco Elías de Tejada. C/. José Abascal (ant. General Sanjurjo), 38. 28003 Madrid, España
Teléfono +34 915941913. Fax +34 915941261. Correo electrónico

Revista VERBO número 545-546

Posted in In memoriam, Publicaciones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 31 agosto 2016 by Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II

Verbo 545-546Notable este número 545-546 (mayo-junio-julio 2016) de Verbo, que a buen seguro estará siendo objeto de atenta lectura veraniega por los seguidores de esta revista bimestral de formación cívica y de acción cultural según el derecho natural y cristiano fundada en 1961 por Eugenio Vegas Latapie y Juan Vallet de Goytisolo; y que en la actualidad, editada por la Fundación Speiro, dirige el profesor Miguel Ayuso Torres, presidente también del Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II.

Su Presentación nos anuncia que

En esta ocasión, y antes del habitual cuaderno, disponemos de tres textos de muy variada factura y temática, pero que tienen en común su interés.

El primero es el prólogo que el reverendo padre Osvaldo Lira, de los Sagrados Corazones, puso a la edición castellana del libro de Vladimir Soloviev Rusia y la Iglesia universal (Madrid, Epesa, 1946). Es un texto de gran lucidez que contrasta la teología de la historia del gran pensador ruso con la hispanidad a la que el teólogo chileno dedicaba a la sazón parte importante de sus afanes. A la brillantez del texto, por lo demás de difícil acceso, se suma el hecho de encontrarnos este 2016 en el vigésimo aniversario de la muerte del autor, al que recordamos siempre con cariño por su amistad con algunos de nuestros mentores más destacados (como Rafael Gambra y Francisco Elías de Tejada), así como con el actual director de esta revista, y por haber sido el maestro de algunos de nuestros más apreciados colaboradores del Nuevo Extremo (como Juan Antonio Widow y Gonzalo Ibáñez).

El texto del Padre Lira, documentado, argumentado e intenso, resulta no sólo interesantísimo, sino actual y útil para poner en perspectiva la rusofilia (y la eslavofilia), a menudo exagerada y acrítica, que se ha extendido tanto en los círculos contrarrevolucionarios como en los simplemente disconformes del mundo hispánico. Decimos poner en perspectiva, porque no la descarta, pero sí le señala sus justos términos. Empezando por los teológicos: la llamada «ortodoxia» rusa es herética y cismática. Sin que esto suponga negar las virtudes presentes en «la aventura rusa».

A continuación Antonio de Mendoza prolonga un estudio suyo de hace casi cinco años sobre el papel de China, ampliado en esta ocasión al de la India, en el futuro inmediato, ajustando las previsiones entonces realizadas.

Completa la sección un breve artículo de la profesora Elizabeth Wilhelmsen, de la Universidad de Nebraska, sobre el ser y el conocer en San Juan de la Cruz. Los epígrafes son de la redacción. Agradecemos mucho esta colaboración de la gran especialista en la obra del santo de Fontiveros. Su padre, el filósofo Frederick D. Wilhelmsen, fallecido hace veinte años, fue un gran colaborador de estas páginas, y el nombre de su hermana Alexandra, profesora de la Universidad de Dallas, ha aparecido en alguna ocasión por las secciones de crónicas e información bibliográfica. Con esta colaboración suma su nombre también a esta casa. Gracias y bienvenida.

En lo que hace al dossier está dedicado (por cuarta vez en los últimos años) a las cuestiones económicas y sociales, esta vez en particular a la propiedad. Y cuenta con tres textos. El primero, de Juan Fernando Segovia, investigador del CONICET y profesor de Mendoza, sobre justicia y propiedad en la obra de Robert Nozick. El siguiente, del economista Javier de Miguel, sobre la importancia de la distribución de la propiedad en la regeneración económica. El último, del nuevo colaborador argentino Gustavo Masera, a quien damos la bienvenida con alegría, trata del distributismo de Belloc y Chesterton.

Un cuaderno éste también actual y útil para prevenir y combatir el contagio liberal (algunos lo quieren libertario, lo cual no es sino otra etiqueta del liberalismo) que en materia económica —y por lo tanto también social, moral y política— se extiende en ambientes católicos. Se abre con la disección que el Profesor Segovia realiza del complejo pensamiento del estadounidense Robert Nozick, cuyas insuficiencias, contradicciones y errores fundamentales pone de manifiesto. Javier de Miguel explica con sencillez las distintas concepciones y concreciones históricas de la propiedad, lo que sobre ella enseña la Iglesia, y la necesidad de su correcta comprensión y justa distribución. Gustavo Masera se ocupa de la Liga Distributista fundada entre las dos guerras mundiales por Hilaire Belloc, G.K. Chesterton y el dominico irlandés Vincent McNabb, y de sus ecos presentes: «el impacto que tienen los trabajos de E.F. Schumacher y de Wendell Berry, desde distintos lugares geográficos y horizontes hermenéuticos, pero convergentes en la elaboración de respuestas frente a algunas cuestiones críticas (energía, desarrollo, tecnología, valores familiares y comunitarios, etc.) que amenazan el orden social y la vida misma. La importancia innegable de la agenda marca la vigencia del “nuevo distributismo”, como núcleo de reflexión para una posible economía poscapitalista. No obstante, el desafío se ubica en mantener estas propuestas en consonancia con las enseñanzas perennes del magisterio social de la Iglesia y con los principios trascendentes del bien común de acuerdo a la filosofía católica».

Tras un breve reportaje del XLVI Encuentro Tradicionalista de Civitella del Tronto, los pasados sábado 16 y domingo 17 de abril de 2016,

Las crónicas dan cuenta de varias reuniones de gran importancia que han tenido lugar en los pasados meses. Se trata, en primer término, de las V Jornadas Hispánicas de Derecho Natural, celebradas a fines de abril en México y dedicadas a las consecuencias político-jurídicas del protestantismo. Las actas se publicarán en breve y esperan servir de modesto aunque significativo contrapunto de lo que tememos va a ser tónica irenista (o peor) en la ocasión del quinto centenario de la herejía y cisma luteranos. Probablemente, además de en un volumen de la casa Marcial Pons, podremos ofrecer en un cuaderno las primicias del mismo. Pero también de la Reunión anual de amigos de la Ciudad Católica, que este año abordó la cuestión disputada de actualidad del pueblo y el populismo. Y el seminario Juan Vallet de Goytisolo, que se sigue reuniendo en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, esta vez en torno del volumen De matrimonio, de sobra conocido por nuestros lectores. Además se registran las Jornadas Napolitanas de Derecho Natural y una sesión del Instituto de Filosofía Práctica de Buenos Aires en memoria de nuestro inolvidable colaborador Patricio Randle.

Otras iniciativas de relieve habidas durante las últimas semanas del periodo al que se contrae este número, serán reseñadas en el próximo.

La sección bibliográfica se limita a siete libros por razones de espacio. La encabeza el magnífico de Estanislao Cantero sobre Comte, y siguen el fresco del historiador de las instituciones Gérard Guyon sobre el catolicismo en Francia, la biografía del pedagogo André Charlier por uno de sus nietos monje benedictino en Le Barroux, la edición del clásico anti-risorgimentale Giacinto de’ Sivo sobre el Reino de Nápoles, el estudio de José Díaz Nieva sobre uno de los grupos más significativos del nacionalismo chileno de la segunda mitad del siglo XX, un centón de textos sobre los principios jurídicos y las actas de un congreso francés sobre las consecuencias jurídicas de la ideología de género.

Muy ilustrativa la información bibliográfica de este número 545-546 de Verbo. A la justamente elogiosa reseña del libro de Estanislao Cantero sobre Comte que firma José Díaz Nieva, le sigue una ponderada de Le catholicisme en France de Guyon, del que Manuel Anaut dice: «Son muchas las consideraciones interesantes que se hallan en sus páginas como tantos los matices que el lector quisiera introducir en diálogo abierto con el autor. Que, quede claro, no procede del mundo que podríamos calificar para entendernos de “integrista”, lo que no obsta para que asuma posiciones lúcidamente críticas de la démarche de la Iglesia contemporánea. Algo está cambiando, pues, en los ambientes católicos conscientes de Francia. Aunque con frecuencia no termine de cerrarse el círculo de la crítica». José Joaquín Jerez advierte acerca de Le droit à l’épreuve du genre que «recoge las actas [de un congreso celebrado en la Universidad de Angers sobre los aspectos jurídicos de la llamada «ideología de género»]. Los textos no son todos de idéntica orientación, si bien la gran mayoría critican tal ideología de modo fundado, esto es, problemático, haciendo emerger los absurdos que encierra y, en el fondo, su entraña inhumana. Uno sólo se pone en cambio decididamente de ese lado, con plena conciencia de su carga anticristiana. Otro resulta simplemente inane. Pero el conjunto aparece extremadamente útil». Sobre Principios jurídicos en la definición del derecho. Principios del Derecho (II) —el «centón de textos sobre los principios jurídicos» de la presentación de este número de Verbo—, y sobre su editor principal, Ángel Sánchez de la Torre, escribe el Profesor Juan Cayón: «… ha proseguido su errática trayectoria. De la que este volumen es buena muestra. Basta ver el título y el índice, así como hojear sus no pocas páginas, para darse cuenta del caos que lo preside, reflejo de la mente de su coordinador. Textos disímiles desde múltiples ángulos, tanto en el tema como en los aspectos formales, algunos sin duda valiosos, coexisten en un auténtico pandemónium. Todo ello, se nos advierte, evaluado por pares. Faltaría más».

Índice del número 545-546 (mayo-junio-julio 2016) de Verbo:

PRESENTACIÓN

ESTUDIOS Y NOTAS

  • Sobre Rusia y la Iglesia Universal de Soloviev, por Osvaldo Lira.
  • El papel de China hoy con la India en la penumbra, por Antonio de Mendoza Casas.
  • ¡Oh lámparas de fuego! El ser y el conocer en San Juan de la Cruz, por Elizabeth Wilhelmsen.

CUADERNO: CUESTIONES ECONÓMICAS Y SOCIALES (IV)

  • Propiedad y justicia en Robert Nozick, por Juan Fernando Segovia.
  • La distribución de la propiedad y su papel en la regeneración económica, por Javier de Miguel.
  • La cruz y el arado. Economía y reforma social según la Liga Distributista de Belloc, Chesterton y McNabb, por Gustavo Alberto Massera.

CRÓNICAS

  • La memoria reencontrada.
  • Las consecuencias político-jurídicas del protestantismo.
  • Pueblo y populismo.
  • El problema filosófico-jurídico fundamental del matrimonio.
  • La actualidad del derecho natural.
  • Homenaje a Patricio Randle.

INFORMACIÓN BIBLIOGRÁFICA

_________________________________________________________________________________

Verbo. Serie LIV, núm. 545-546, mayo-junio-julio 2016
ISSN 0210-4784. D.L. M-12.688-1960
Suscripciones y pedidos: Fundación Speiro. C/. José Abascal (ant. General Sanjurjo), 38. 28003 Madrid, España. Teléfono +34 914473231. Correo electrónico
«… no se edificará la ciudad de un modo distinto a como Dios la ha edificado; … no, la civilización no está por inventar, ni la nueva ciudad por construir en las nubes. Ha existido, existe: es la civilización cristiana, es la ciudad católica. No se trata más que de instaurarla y restaurarla, sin cesar, sobre sus fundamentos naturales y divinos, contra los ataques siempre nuevos de la utopía malsana de la revolución y de la impiedad: omnia instaurare in Christo».
San Pío X, carta sobre los errores de «Le Sillon» Notre charge apostolique.

I Jornada de Estudios Hispánicos de Santa María

Posted in Reportajes with tags , , , , , , , , on 24 julio 2016 by Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II

Chosica 23 de julio de 2016
Chosica (Lima, Perú), 23 julio 2016, San Apolinar, obispo y mártir; San Liborio, obispo y confesor; vigilia de Santiago Apóstol, anticipada. [FARO, Corresponsal]. Entre las 10:30 y las 13:30 horas se llevó a cabo la Primera Jornada de Estudios Hispánicos de Santa María, en el auditorio de la Capilla de Cristo Rey, en la zona pastoral de Santa María, en Chosica, organizadas por el Círculo Blas de Ostolaza —el círculo carlista del Perú— y la Sociedad Misionera de Cristo Rey, con la participación del Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II.

Con más de 40 participantes y luego de una oración inicial, se dio inicio a la ponencia central a cargo del doctor Miguel Ayuso Torres, titulada Cristiandad, Hispanidad y política. El plan de la ponencia, como explicó preliminarmente el Profesor Ayuso, consistía en contemplar la Cristiandad a través de la Hispanidad y, a partir de ahí, presentar la doctrina política católica tradicional. Después de aclarar la etimología y origen del término «hispanidad» y de su desarrollo y profundización, debida en gran medida a Maeztu y García Morente, el ponente presentó el fondo profundo de la Hispanidad: la encarnación de la Fe católica a lo largo de la historia de la Monarquía hispánica, que no es más que el correlato histórico de una verdad teológica fundamental del catolicismo, desarrollada por Maeztu a partir de los aportes del célebre teólogo espiritual dominico Juan González Arintero: que todo hombre posee la gracia suficiente para la salvación. Las consecuencias de esta verdad católica se reflejarían en la constante preocupación moral de la Monarquía Católica respecto de la defensa de sus vasallos indianos. La Monarquía hispánica, en medio del proceso generalizado de ruptura de la Cristiandad —genialmente explicitado por Francisco Elías de Tejada a través de lo que él llamaba las cinco rupturas (Reforma protestante, maquiavelismo, bodinismo, hobbesianismo y la consumación de la ruptura jurídica y política en la Paz de Westfalia de 1648)— acabó convertida en una Christianitas minor, que defendía el orden católico y tradicional en un contexto cada vez más secularizante y naturalista. A partir de allí, el ponente pasó a la Cristiandad, centrándose en esa suerte de definición debida a San Bernardo, quien la consideraba como el conjunto jerárquico y orgánico de pueblos que giran en torno a dos astros: el Papado y el Imperio. Seguidamente —y para concluir la primera parte de las jornada— el Profesor Ayuso resumió de forma bastante sugerente las múltiples facetas de la agresión revolucionaria contra la sociedad tradicional y el orden cristiano, nucleada en torno al liberalismo, esa «puesta en plural del pecado original», según la frase genial de Jean Madiran.

La segunda parte consistió en un animado diálogo con los participantes. Ante las inquietudes, por parte de algunos participantes vinculados al mundo jurídico católico local, se concluyó observando ciertas insuficiencias en varias aproximaciones a la lucha contra el aborto provocado, que confunden el plano prudencial con el doctrinal y acaban olvidado una verdad fundamental: que lo gravemente inmoral no puede fundamentar un orden jurídico. Se alertó, también, sobre los riesgos que entrañan las idolatrías constitucionalistas, aun si revestidas de ropajes católicos, y se planteó la necesidad de reivindicar el juicio prudencial e incluso el concepto mismo de la virtud de la prudencia, olvidado muchas veces en un mundo que tiende a desconocer los matices y las sutilezas. También se habló de las raíces filosóficas de la ruptura de la Cristiandad y, específicamente, del nominalismo de Guillermo de Occam. Luego, ante varias cuestiones suscitadas por la necesidad del compromiso de los católicos en la cosa pública, se procedió al desmontaje de las tesis de la «Nueva Cristiandad» de Jacques Maritain, evocándose a grandes pensadores hispánicos como Julio Meinvielle y Leopoldo Eulogio Palacios, así como a la constatación del prestigio del que gozan hoy en día las doctrinas americanistas, condenadas ya por León XIII a fines del siglo XIX, aun en medios eclesiásticos muy elevados. Finalmente, y ante la pregunta de un joven participante, el ponente expuso los múltiples avatares históricos de la Comunión Tradicionalista que, bajo los mismos estandartes de siempre, se constituye en una reserva de los principios de la Cristiandad, la Hispanidad y la política cristiana.

La Jornada concluyó con un sonoro ¡Viva Cristo Rey! y una acción de gracias a Nuestra Señora. Luego los participantes procedieron a saludar al ponente y dialogar informalmente con él, agradeciéndole y comprometiéndolo para futuras.

Fuego y Raya Nº 11

Posted in In memoriam, Publicaciones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 26 mayo 2016 by Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II

Fuego y Raya Nº 11. Abril de 2016Ya ha llegado a sus suscriptores el número 11 (abril de 2016) de FUEGO Y RAYA, Revista semestral hispanoamericana de historia y política, editada por el Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II. Cuatro notas necrológicas lo abren, dedicadas a Jorge Siles Salinas (Bolivia), Enrique Zuleta Álvarez (Argentina), Vicente Ugarte del Pino (Perú) y Manuel Vargas de la Torre (Méjico). De este último (que fue de la Universidad Autónoma de Guadalajara) es el primero de los Artículos«Desafíos actuales para una educación auténtica en México», texto de la última conferencia del autor antes de su fallecimiento. En él rastrea los antecedentes históricos del problema de la enseñanza mejicana y encuentra sus causas en el laicismo impuesto por la ideología liberal.

El segundo corresponde a Patricio López Díaz Valentín, de la Universidad de Mendoza: «Discurso jurídico y derecho local y provincial del servicio personal en Mendoza en los siglos XVI y XVII».

El dossier central continúa con la publicación —iniciada en el número anterior de Fuego y Raya— de las actas del seminario internacional «Maestros del Tradicionalismo hispánico de la segunda mitad del siglo XX» celebrado en Madrid en septiembre de 2014. Como dice la Introducción, «En este caso ofrecemos a nuestros lectores tres aportes. El primero, del profesor polaco Jacek Bartyzel, que ha colaborado en repetidas ocasiones con el Consejo Felipe II y con la Comunión Tradicionalista, se ocupa de un tópico central del pensamiento tradicional, como son las libertades concretas (frente a la libertad abstracta) del orden cristiano (frente al revolucionario). Tema que analiza en tres autores: Francisco Elías de Tejada, Rafael Gambra y Álvaro d’Ors. Precisamente a los dos últimos están consagradas respectivamente las otras dos contribuciones que comparecen en el dossier. Sobre Gambra, concretamente sobre su insistencia en el tema de la comunidad, contemplada en plenitud, y por tanto ajena al singular modo de liberalismo (o de inconsciencia) que es el llamado comunitarismo, dedica Juan Manuel Rozas su artículo. Mientras que el director de Fuego y Raya se ocupa también de un aspecto de la obra de Álvaro d’Ors: el de su relación con Carl Schmitt. El profesor pamplonés de adopción resultó influido ciertamente por el tudesco, pero su relación de admiración no es en modo alguno de imitación. Por algo Schmitt se consideraba a sí mismo “el último cultor del ius publicum europæum“, esto es, del estatismo, mientras d’Ors resulta el más agudo crítico hispano del Estado (moderno), que no de la comunidad política».

Cierran este número de la revista, de 160 páginas, seis reseñas bibliográficas, cuatro de ellas de libros en español, una de un volumen en inglés y otra de uno en francés.

Pueden consultarse la portada, sumario y otros datos del número 11 de Fuego y Raya en este mismo cuaderno de bitácora.

Crónica de las V Jornadas Hispánicas de Derecho Natural

Posted in Reportajes, UIJC with tags , , , , , , , , on 4 mayo 2016 by Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II

Huixquilucan, 1 mayo 2016, Domingo V después de Pascua; San Felipe y Santiago, apóstoles; mes de Nuestra Señora. [FARO]. Como había anunciado FARO, durante los pasados días 27 a 29 de abril se han celebrado las V Jornadas Hispánicas de Derecho Natural y I Jornadas de la Asociación Mexicana de Juristas Católicos en la Universidad Anáhuac México Norte, situada en la zona metropolitana de la Ciudad de Méjico. Las Jornadas Hispánicas de Derecho Natural fueron iniciativa del profesor Francisco Elías de Tejada. En 1972 tuvieron lugar las primeras en Madrid, fundándose a su término la Asociación de Iusnaturalistas Hispánicos Felipe II, hoy ampliada en el Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II. Las ediciones sucesivas fueron en 1998 (Córdoba), 2008 (Guadalajara, Méjico) y 2012 (Madrid). La Union Internacional de Juristas Católicos, por su parte, que acaba de inscribir entre sus miembros a una sección mejicana de reciente constitución, ha aprovechado esas jornadas para iniciar su actividad en Méjico.

El tema, anticipándose al próximo año 2017, en que se cumplirán los quinientos años de la (pseudo) Reforma luterana, y con la intención de que durante el mismo vean la luz sus actas, ha sido el de «Las consecuencias político-jurídicas del protestantismo».

Sesión inaugural 27 abril 2016

El comité organizador y buena parte de los ponentes, tras haber recorrido el día 26 Puebla de los Ángeles, visitaron el santuario de la Virgen de Guadalupe en la mañana del miércoles 27, para poner a los pies de la Virgen la iniciativa. Por la tarde, a las 18 horas, comenzaba el congreso con el canto del Veni Creator y una sesión inaugural en la que ocuparon la tribuna la Vicerrectora académica de la Universidad Anáhuac Norte, Sonia Barnetche; el Director de la Facultad de Derecho de la misma universidad, Ricardo Sodi; el presidente del Consejo Felipe II y de la Unión Internacional de Juristas Católicos, Miguel Ayuso, y el presidente de la Asociación Mexicana de Juristas Católicos, Adrián Arzate. Jorge Tinoco, de la Fundación Vida y Valores, hizo de maestro de ceremonias. Acto seguido, en la I Sesión, el Procurador General de Colombia, Alejandro Ordóñez, y el profesor argentino Juan Fernando Segovia, director del Centro de Estudios Históricos del Consejo Felipe II, abordaron respectivamente los temas «La libertad protestante en los ordenamientos jurídicos modernos y contemporáneos» y «La secularización como resultado de la laicidad protestante».

Distinciones Asociación Mexicana de Juristas Católicos
El jueves 28 se desarrollaron cuatro sesiones, dos por la mañana y dos por la tarde. En la II Sesión, bajo la dirección de Juan Carlos Novoa, presidente de la Asociación Colombiana de Juristas Católicos, se desarrollaron las ponencias de José Luis Widow, profesor de la Universidad Adolfo Ibáñez de Viña del Mar, «La doctrina protestante de la conciencia y el problema del orden moral», y del magistrado brasileño Ricardo Dip, director del Centro de Estudios de Derecho Natural del Consejo Felipe II, «La pena como remedio del pecado en el nacimiento de un nuevo derecho penal». La III Sesión fue presidida por Jorge Adame Goddard, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, e intervinieron en la misma el profesor chileno Juan Antonio Widow, cuya ponencia —«El giro protestante en la relación gracia-naturaleza»— fue leída in absentia, y el profesor de Údine Danilo Castellano, director del Centro de Estudios Políticos del Consejo Felipe II, sobre «La génesis protestante del pueblo moderno y sus consecuencias eclesiológicas». Tras el almuerzo, en la IV Sesión, presidida por Óscar Méndez, de la Junta Directiva de la Asociación Mexicana de Juristas Católicos, se desarrollaron las ponencias de Gilles Dumont, profesor de la Universidad de Nantes, «La democracia protestante como premisa de las doctrinas políticas modernas», y de Héctor Gómez, de la Universidad Autónoma de Guadalajara, «La progenie protestante del derecho subjetivo y de los derechos humanos». El día, intenso, concluyó con la V Sesión, presidida por Juan José Leaño, director de proyectos especiales de la Universidad Autónoma de Guadalajara, en la que expusieron Luis de Ruschi, canonista argentino, sobre «Los orígenes protestantes del Estado moderno», y John Rao, historiador estadounidense y director del Roman Forum, sobre «El abandono de la Cristiandad y el nacimiento (primero) de Europa y (luego) del Occidente».

Ponencia del Prof. John Rao 28 abril 2016
El viernes día 29 comenzó con la VI Sesión, que dirigió Adrián Arzate, presidente de la Asociación Mexicana de Juristas Católicos, y en la que se trató de «Capitalismo, conflicto y lucha de clases como efectos de la doctrina protestante», tema ilustrado por el director científico del Consejo Felipe II, José Antonio Ullate, y «El impacto de la doctrina protestante sobre la propiedad y el contrato», a cargo de Brian McCall, profesor de la Universidad de Oklahoma. Siguió con la sesión de conclusiones, presentadas por Miguel Ayuso mientras ocupaba la presidencia el director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Anáhuac Norte, José Antonio Núñez Ochoa, y el canto del Te Deum.

Fotografía oficial de clausura

Fotografía oficial de clausura

Las Jornadas, que contaron con la adhesión de las universidades Panamericana, La Salle, Autónoma de Guadalajara y Facultad de Derecho de la UNAM, fueron seguidas de una visita al centro histórico de la Ciudad de Méjico y de una cena de hermandad en un restaurante típico. Entre los participantes, además de juristas procedentes de los Estados de Coahuila, Chihuahua, Jalisco o Yucatán, había amigos del Consejo Felipe II como las familias Méndez (de la Ciudad de Méjico) y Ramírez de Arellano (de Tlaxcala), el profesor bogotano Francisco Flórez, el historiador tapatío Rodrigo Ruiz-Velasco Barba con su prometida, el historiador de Guanajuato Jonathan González Luque, así como José Jaime Carranza, del Círculo Tradicionalista Celedonio de Jarauta.

Asociación Mexicana de Juristas Católicos
Vídeos de estas jornadas en el canal YouTube de la Asociación Mexicana de Juristas Católicos.
Más vídeos y fotografías en la página Facebook de la Asociación Mexicana de Juristas Católicos.